En el apartado que dejamos para el final por inclasificable, de sesiones especiales, a veces por lo abiertas a todo el alumnado en cuanto a edad, o a veces por lo cerradas por el interés de perfiles específicos, o localidades, tenemos un título que ya estaba previsto para el año 2020 y que se quedó, como tantas cosas, pendiente, pero no perdido. Lo recuperamos con éxito: «Ojos negros», de Marta Lallana. Si buscamos en internet hay que mirar bien, porque nos iremos a la adaptación de Chéjov, que no está nada mal, pero nos interesa algo más del terruño, más cercano a nosotros y a la localidad que da nombre a esta película. Trata sobre Paula, una chica de 14 años, tiene que pasar el verano en Ojos Negros, con su tía y su abuela, a quienes apenas conoce. Allí descubre las tensiones familiares que se destapan a raíz de la enfermedad de su abuela. Intentando escapar de esa atmósfera asfixiante conoce a Alicia, una chica de su edad con quien establece una intensa amistad. Al final del verano Paula intuirá lo que significa hacerse mayor.

«Ojos negros», de Marta Lallana
Etiquetado en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 10 =